Desconocido

La desconocido asusta, intimida, reta. Quizá por el hecho de que no logramos entenderlo y poseerlo conceptualmente.

Estamos acostumbrados a poseer nuestra realidad. Lo nombramos, categorizamos y esto mismo nos permite ser dueños de los objetos y realidades que nos rodean.

Se requiere de valor para enfrentar lo desconocido generalmente hay algo más grande que lo acompaña como recompensa. Es lo que da el valor para enfrentar eso que puede aterrar.

Estamos constantemente expuestos a los desconocido y es un elemento necesario en el proceso de maduración y crecimiento. Cuando se enfrenta y puedes verlo a los ojos logras darte cuenta que no es tan peligroso como pensabas. Que tiene un lado humano e interesante.

Las grandes conquistas y logros han estado acompañadas de la insertidumbre. La tierra es plana. El universo gira alrededor de la tierra. Así funcionan la cosas. Pero al mismo tiempo es parte de nuestro día a día. Estudiar una carrera. Empezar un proyecto. Un viaje. Una niña guapa. Todos tienen una gran recompensa.